OCHO DE LA MAÑANA

Chica nueva en el bar.
– Ponme un cortado, Raquel.
– ¿Cómo sabes mi nombre?
– Lo llevas puesto en una chapa.
– Me estabas mirando las tetas.
– Pero primero los ojos.
– ¿De qué color los tengo?
– Vale, te estaba mirando las tetas.
– Ahora me tienes que decir cómo te llamas tu.
– El cortado con la leche fría, por favor.

Fue el principio de una gran amistad

Anuncios
Explore posts in the same categories: Uncategorized

4 comentarios en “OCHO DE LA MAÑANA”

  1. Fétido Says:

    Me llamo Iñigo Montoya…

  2. Evi Says:

    LOL
    Tito!!
    XXDDDDDDDDDDDDDDDDD
    Vaya dox!

  3. Premaswarupa Says:

    “- Me estabas mirando las tetas.
    – Pero primero los ojos.
    – ¿De qué color los tengo?
    – Vale, te estaba mirando las tetas.”

    No puedo parar de reir… cuántas veces se habrán repetido esas mismas palabras?

    Como siempre,mi placer leerle.
    Saludos desde mi orilla.

  4. Max Estrella Says:

    ¡Ese es mi primo!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: